NO QUIERO SER alguien que va a votar acríticamente – Mireya Castillo

Pues aquí estamos una vez más frente a las elecciones y NO QUIERO SER alguien que va a votar acríticamente. Pero tampoco quiero ser una nihilista de la política, porque eso no se diferencia en casi nada a la aparente inercia neoliberal que nos ha llevado a como está México hoy en día. Entonces, como zoon politikón que somos (citando a Aristóteles), hay que posicionarnos frente al mar de contradicciones de estos tiempos.

Eso significa apropiarnos de la política, que no se quede solo en un voto, y una forma de ejercer lo político es dialogando del tema entre nosotros. El otro día estaba platicando de la candidatura de puebla con un amigo que es de ahí, y me decía que el candidato de Morena no era ninguna figura política que practicara los principios de la 4T, y que como muchos de los candidatos de estas elecciones no tiene un trabajo de base que sustente su representación. Sin embargo, mi amigo me comentaba que a pesar de sus asegunes, prefería votar por él que por los candidatos de partidos pasados, porque votar por ellos significaba darle más fuerza a la narcopolítica local, y darle oportunidad al narco de que ganara más territorio mediante la violencia, continuando con las prácticas del huachicoleo, y desapariciones. Por lo menos darle su voto a Morena , siendo crítico de éste mismo, significaba hasta cierto punto un límite relativo a lo anterior, aunque no necesariamente su desaparición. Así que, infiero que para algunos ir a votar también es un asunto de defender sus territorios ante la muerte que acecha con el narco, coludido con los megaproyectos.

Pero teniendo en claro que la lucha contra los megaproyectos de muerte, como la narco-minería, es una lucha que está en los movimientos sociales antisistémicos, que son el horizonte emancipatorio de nuestras vidas, pues el cambio no se puede reducir a lo individual y el voto sólo es un momento de la totalidad de la política, que aunque es importante, no es suficiente.Y ¿Morena qué lugar tiene en la lucha contra la muerte devastadora del neoliberalismo? Para empezar, no está exento de las contradicciones y de sus disputas internas. El mejor ejemplo es cuando estaba Víctor Toledo como Secretario de la SEMARNAT. El significaba un proyecto de Morena antagónico al neoliberalismo, pues su propuesta era realmente hacer una planificación en defensa de los bienes comunes como el agua, el suelo, la biodiversidad, lo cual implicaba enfrentarse a los intereses de las grandes agroindustriales que envenenan los cultivos transgénicos con glifosato para ser más “productivistas”, pero matando toda posibilidad de una soberanía alimentaria mediante la Vía campesina. Lamentablemente la correlación de fuerzas no estaba a favor y Víctor Toledo decidió dejar el cargo mencionando que era por salud, pero sabemos que había varias mediaciones políticas de por medio y que incluso fue amenazado en su propia casa.

Otro ejemplo es Citlali Hernández, secretaria general de Morena, quien es alguien que se formó brigadeando en las calles de su colonia, desde antes que pensara en la existencia de algún partido. Ella sabe que la salida para democratizar el partido es fortalecer la vida política de las bases, lo cual involucraría una impugnación a las dirigencias que muchas veces nos ponen trabas y traicionan al pueblo, específicamente la dirigencia de Mario Delgado, cara de sapo, que está llevando la batuta para llevar a Morena hacia la derecha, junto con otros personajes que median por los intereses empresariales, como Ricardo Monreal. Aun así, desconozco qué tan complicada la tiene Citlali, y qué tan cercana está a las bases o con qué grupos se esté articulando a lo interno para cambiar esa correlación que ha estancado al partido.

Pero así como hay actores en Morena que jalan a la derecha, hay actores políticos que resisten desde las izquierdas disputando por otro proyecto, un proyecto que surja desde los movimientos sociales y que ven en morena un espacio de lucha para insertar en el Estado sus demandas. Entre ellos podemos mencionar a los siguientes:

• Susana Prieto, abogada en defensa de los derechos laborales, que ha sido parte fundamental del movimiento 20/32 en matamoros. Ella se postuló en estas elecciones como candidata plurinominal de Morena.

• Omar García, sobreviviente de la masacre a los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, también se postuló como candidato a Morena. A pesar de que fue presuntamente criticado por varias izquierdas de haberse “pasado a la derecha” al postularse como candidato, él tiene muy en claro de dónde viene y sus convicciones. Algo que destaca en Omar es que su postura política contrasta y pone en cuestión a las izquierdas dogmatizadas, y que está abierto a los espacios de dialogo y discusión sin miedo a cuestionar e incluso hacer autocrítica de las viejas tradiciones de izquierda. Porque sin autocritica no hay avance.

• Dentro de otras candidaturas que vienen con propuestas frescas a Morena, está María Clemente, activista trans, que defiende los derechos de las diversidades.

• Juan Barajas, que ha hecho trabajo desde la izquierda mucho antes de que existiera Morena y que actualmente va para diputado federal de uno de los distritos de Jalisco. Desde antes de 2005, ha hecho un trabajo de base para levantar núcleos de ciudadanía politizada. ¡Necesitamos ese tipo de militancia, que haga trabajo de base! ¡Que no tenga miedo de ir a las calles y de escuchar a la gente!

• Juncal Solano, es una activista si lo quieren ver así, de corte más cercano a los millennials, pues ella se dedicó más que nada a dar noticias críticas desde las plataformas como Youtube y Facebook, porque ya estaba harta de las formas de gobierno corruptas y represivas de Enrique Alfaro y del país en general. Todo el contexto de injusticia que ella vivía desde la especificidad de Jalisco le hizo tomar coraje para ir más allá de las redes y presentarse como candidata de Morena en su distrito, vinculándose con la gente y viendo por sus necesidades reales.

• Otro ejemplo de mujeres jóvenes relevando los cargos políticos pero cambiando totalmente las viejas mañas con una política que vuelva a las manos del pueblo, es Marce Fuente, compañera militante que se formó en un colectivo de jóvenes simpatizantes de la 4T y que es candidata para la agrícola oriental en Iztacalco, además de feminista (obviamente esto no se podía omitir)

• En cuanto al movimiento feminista sabemos que la relación con Morena ha sido conflictiva, y que los gobernadores no tienen el mínimo de sensibilidad en su discurso al momento de ser interlocutores con los feminismos y tampoco les interesa serlo. Sin embargo, eso no significa que no haya en Morena una militancia que se posicione como feminista o simpatizante, y la cual ha sido clave para aprobar leyes como la Ley Olimpia y la despenalización del aborto en estados como Oaxaca. Por otro lado, no hubiera sido posible el avance en materia legal sin la radicalidad del movimiento feminista que es crítico de la vieja política patriarcal en todos los niveles del Estado y sociedad civil.

No sabemos si podemos salvar el barco de Morena en estas elecciones, y tampoco es que sea la finalidad hacerlo, la finalidad es trabajar para construir un movimiento social de base con el que se pueda insertar intereses del pueblo en las instituciones del Estado, y definitivamente la tendríamos más difícil con el PRIANRD en el gobierno. Por lo menos en Morena hay un poco más de campo de disputa, se puede contar con las mínimas bases para ir avanzando en temas como: la redistribución de la riqueza, ya sea con apoyos económicos o indirectamente con programas educativos y culturales, aumento del salario mínimo, regulación laboral, acceso universal a la salud (Diego Bautista Páez, 2021), la cancelación de transgénicos y el uso de glifosato, ente otros. Que definitivamente no son temas acabados, sino que les falta seguir profundizándose, a partir de la presión de la sociedad civil y de los movimientos antisistémicos.

FUENTES

México 2021: votar, ¿y luego qué?, Video del canal “llegaron los Marxianos” disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=AIPRHyrsjus&t=910s

Diego Bautista Paez (4 de junio del 2021), “Impotencias y posibilidades”, C´ revista común: Memorias, Combates, Proyectos, disponible en: https://revistacomun.com/blog/impotencias-y-posibilidades/?fbclid=IwAR3HqNELomDccxfI0PQVMsHweL5WyXzH_05jTc8-2aD9UUtJCiud2jKy-Jw

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *